Skip to main content

DÍA MUNDIAL DE LA SEGURIDAD Y LA SALUD EN EL TRABAJO

«¡No más muertes en el Trabajo!»

Esforcémonos en lograrlo

En la Nochebuena del año 2021, el Papa Francisco exclamó “En el día de la Vida repitamos: ¡No más muertes en el Trabajo! y esforcémonos por lograrlo. Con estas palabras ponía en evidencia la implicación de la Iglesia  que “exige la acción concertada y generosa de todos los miembros y de todas las estructuras de la comunidad cristiana” para desde el cuidado humano apostar por la vida en la defensa de la salud y la seguridad laboral.

El esfuerzo por lograrlo supone revertir la situación de dolor y generar movimientos comprometidos en la defensa de la salud y la seguridad en el trabajo al modo que nos presenta la parábola del buen samaritano, guía para la acción y ejemplo de implicación y compromiso para aumentar el interés de personas e instituciones.

CONCIENCIACIÓN. ACOMPAÑAMIENTO. COMPROMISO

Los Obispos de la Subcomisión Episcopal para la Acción Caritativa y Social de al Conferencia Episcopal Española han publicado un documento para el día Mundial de la Seguridad y la Salud como una realidad “dura injusta y silenciada”. En él, se recogen las dramáticas cifras de la siniestralidad laboral durante el año 2022, en el que murieron en España dos personas al día por esta causa en un total de 1.196.425 accidentes registrados, más de 3.277 diarios y se registraron 22.589 casos de enfermedad relacionada con el trabajo.

La comisión episcopal señala que tras las cifras hay personas “con nombres y apellidos, que forman parte de una familia” cuyo accidente o enfermedad laboral representa un proyecto de vida truncado y una merma en su capacidad de ganarse la vida y lo que es peor, estos dígitos representan “de la cantidad de hombres y mujeres que, saliendo de casa a ganarse la vida, acaban encontrando la muerte en su lugar de trabajo”.

El comunicado de los Obispos expone la percepción distorsionada que la sociedad llega a tener de las muertes en el trabajo que acaban “ignoradas, normalizadas e invisibilizadas” cuando no se presentan como hechos noticiosos ni forma parte de agendas políticas.

En un segundo capítulo, los prelados españoles destacan como la dimensión del trabajo es consustancial al ser humano, pero es la persona el centro de las relaciones laborales y denuncian que “vivimos una situación e profunda injusticia estructural que consiste en dar a los bienes producidos más valor que la persona que los hace posibles”.

La Pastoral del Trabajo orienta para la acción

Con motivo del 1º de mayo, festividad de San José Obrero y Día Internacional del Trabajo, el Secretariado Diocesano de Pastoral del Trabajo queremos, desde nuestra fe en Jesucristo, unirnos a esta efeméride. Para ello, celebraremos, el próximo domingo día 30 de abril, en la parroquia, «NTRA. SRA. DE LA AURORA»  una mesa redonda bajo el título: “No hay trabajo decente si no es saludable. Una mirada desde la fe”, donde se pretende realizar una mirada creyente desde el Evangelio y la Doctrina Social de la Iglesia a las condiciones actuales de empleo, “que nos lleve a compartir orientaciones de acción para que el trabajo esté al servicio de la vida y la salud de las personas que lo desarrollan”.  En este marco, se celebra la Eucaristía, presidida por el Obispo de Córdoba para poner ante el altar del Señor esta realidad, especialmente, la de los trabajadores y trabajadoras más precarios que sufren más accidentes y enfermedades laborales. La mesa redonda será a las 18h y la Eucaristía a las 20:30h.

“Dios viene a colmar de dignidad la dureza del trabajo. Nos recuerda qué importante es dar dignidad al hombre con el trabajo, pero también dar dignidad al trabajo del hombre, porque el hombre es señor y no esclavo del trabajo”

PAPA FRANCISCO

MIGUEL CRUZ SANTIAGO

PRESIDENTE DE AVAELA

«En AVAELA hablamos el mismo lenguaje que las víctimas de accedente laboral»

AVAELA es una asociación de víctimas de la siniestralidad laboral o de la falta de salud en el trabajo con fuerte arraigo en Córdoba. Está compuesta por personas o familiares que han sufrido la lacra de la siniestralidad laboral o la enfermedad profesional y otras sensibles a este problema, que trabajan de forma altruista y solidaria para combatirlo.

Esta asociación presta servicios jurídicos y psicológicos y el acompañamiento tan necesario cuando se trata de recomponer vidas marcadas por un trabajo que dañó sus vidas. En torno al 1º de Mayo nos acercamos a una realidad dolorosa que conoce muy de cerca Miguel Cruz Santiago, familiar de víctima de accidente de trabajo y miembro de la Hoac de Córdoba. Buenas tardes.

Conoce usted de cerca el impacto de una muerte en el trabajo, ¿cómo lo vive una familia?

Soy familiar de un fallecido en accidente laboral y tengo relación, a través de la Asociación AVAELA, con múltiples personas que han sufrido este problema en carne propio o a través de un familiar.

Cuando se produce una muerte en el trabajo, sobre todo si es por accidente laboral, el problema es el de cualquier muerte repentina. Es muy duro ver que tu ser querido sale como cada mañana a buscarse la vida con su trabajo y ya no vuelve. Es algo común a cualquier muerte repentina por infarto o accidente de tráfico, sin embargo, la característica que se diferencia es la indefensión en la que se quedan las familias, que es muy grande. No existe ningún mecanismo en el Estado español que los asesore y lo mantenga informado y le ofrezca un mínimo servicio para que en ese periodo de tiempo, que puede durar muchos años, tengan un soporte vital, que es lo que hace la Asociación

Los últimos datos de que disponen, los datos del pasado año, nos hablan de 2,26 muertes diarias en España en el ámbito laboral, un total de 826 muertes en un año. ¿Cómo afrontar estas cifras?¿Estas cifras son peores que en años anteriores?

Estas cifras representan un incremento de la muerte labora en un 11% respecto al año anterior. La tendencia es al alza desde los años 2012 y 2013 y solo ha experimentado un descenso con motivo de la pandemia, sin embargo, permitió reducir estas cifras en accidentes leves  y graves, pero no en accidentes mortales. Siguió muriendo más personas en el trabajo en 2020 que en 2019. Esto significa que la prevención no se tiene en cuenta en el tejido laboral de nuestro país, no se le da la importancia que tiene. Se trata de cuidar la vida de la persona que trabajan. Según la legislación vigente, que data del año 1995, algo vetusta pero de buena calidad, esa ley mandata que la prevención ha de estar presente en todo el proceso de producción. Sin embargo, eso no se ha conseguid hacer y es uno de los grandes problemas que tenemos.

Además de la limitación de la inspección de trabajo, que es muy importante, aunque somos el país europeo con la menor ratio de inspectores de trabajo por número de trabajadores. Hay muy poca capacidad y eso influye; aparte el cumplimiento de la Ley de Riesgos Laborales, en la práctica se está reduciendo a tener una serie de papeles escritos y firmados con planes de prevención que mandan a las empresas pero que no se pone a funcionar. Se contrata a una empresa exterior y se redacta un proyecto que formalmente sirve para cuando llegue la inspección. Hay además un supuesto que impacta en la seguridad y la prevención y es la calidad del trabajo que tenemos en España. Tenemos un índice de precariedad alta y, según todos los estudios que se elaboran a más precariedad, más riesgo de sufrir un accidente o una enfermedad laboral.

En Córdoba, se registraron 27 accidentes diarios, 6 graves al mes y 22 muertes. Siete más que en 2021. ¿Cómo se pueden explicar estas cifras?

En lo que va de año, Córdoba es la primera provincia en cuanto número de siniestros laborales en Andalucía, con seis fallecidos hasta ahora. Además, los datos de los que estamos hablando son del Ministerio, que reflejan personas que están contratadas con todas las garantías. Sabemos que hay un porcentaje alto de economía sumergida con precariedad galopante y de esa zona del mercado laboral no existen datos. Son números son una parte de la realidad. Debemos ser consciente.

AVAELA hace un acompañamiento personal a las familias tanto en lo psicológico como en lo jurídico ¿Cómo hacen ustedes este acompañamiento?

Tenemos pocos medios y trabajamos gracias a la buena voluntad de bastantes profesionales que tenemos alrededor. Es una asociación formada por víctimas de ámbito andaluz, aunque con especial implantación en Córdoba, -donde prácticamente nació-, en Málaga y Jaén. Estamos trabajando en Sevilla, Cádiz y Málaga. Ofrecemos servicios jurídicos gracias a la ayuda de abogados laboralistas solidarios, que como especialistas y que con su buena voluntad, nos permiten ofrecer sus servicios a cualquier víctima que se ponga en contacto con nosotros. Lo mismo ocurre con las psicólogas s clínicas que se ofrecen de manera altruistas. Pero hay algo que solo podemos hace nosotros, las víctimas. Es el acompañamiento a las familias. Acercarnos, dejar que se apoyen en nosotros, tener una palabra de aliento o sencillamente llorar con ellos. En eso somos imbatibles porque hablamos su mismo idioma: hemos pasado o estamos pasando por lo mismo

En este acompañamiento interviene la caridad cristiano, que viene a sumar en este acompañamiento, a veces, tan interminable.

Aunque somos una asociación, apartidista, independiente y aconfesional, decimos que en AVAELA caben  todos los credos, pero es innegable que surge del encuentro de un grupo de cristianos con un grupo de víctimas. En este caso de un grupo de militantes de la Hoac, organización de la Iglesia a la que yo pertenezco. Hablando en cristiano decimos que  la historia de un encuentro de un cristiano y víctimas que padecen a este problema que ha dado logra a un proceso de encarnación. La sensación es de saber que el Padre nos dice que tenemos ante nosotros una misión, realmente en la mirada de sufrimiento de estas personas vemos a Cristo encarnado.

La 1ª causa de muerte en el trabajo son los infartos y derrames cerebrales (un tercio) seguida de los accidentes de tráfico (in itinere, casi otro tercio) y en tercer lugar los atrapamientos/aplastamientos y golpes/caídas. 3 de cada 4 muertes son por alguna de estas tres causas.

Más de 22 mil enfermedades causadas por el trabajo. En la clasificación oficial de Enfermedades Profesionales (EP) siguen sin aparecer las patologías psicosociales. Muchas EP siguen enmascaradas como enfermedad común.

En Córdoba 27 accidentes diarios. 6 graves al mes. 22 muertes, 7 más que en 2021.