Skip to main content
NÚMERO 866 • 21 DE ENERO DE 2024

CENTENARIO DE LA
MUERTE DE SANTA
RAFAELA MARÍA

«Amar y
más amar»

Santa Rafaela de María

CELEBRADO EN EL OBISPADO EL ENCUENTRO DIOCESANO SOBRE PRIMER ANUNCIO

APUNTES

Las Clarisas de Belálcazar celebran la fiesta de su titular

El pasado 14 de enero celebraron la fiesta de Jesús atado a la Columna, la veneración y el culto a la imagen que preside el presbiterio y da nombre al Convento.

Unión Eucarística Reparadora

El Obispo presidirá la solemne eucaristía en la que se erigirá el nuevo grupo de la UNER este domingo, 21 de enero, a las 19:00 horas, en la parroquia Ntra. Sra. de Gracia (Padres Trinitarios).

Domingo de la Palabra de Dios

Este domingo, 21 de enero, la Iglesia celebra el Domingo de la Palabra de Dios, este año con el lema “Permaneced en mi Palabra” (Jn 8,31).

AGENDA

DOMINGO, 21 DE ENERO • El Obispo presidirá la imposición de medallas
a María de los Sagrarios en Trinitarios, a las 19:00 horas. – Colocación de la nueva cruz de las Descalzas en Aguilar de la Frontera, a las 12:00 horas.

MIÉRCOLES, 24 DE ENERO • El Obispo continúa su Visita pastoral a Jauja y Benamejí.

VOZ DEL PASTOR

“Permaneced en mi Palabra” (cf Jn 8,31)

DOMINGO DE LA PALABRA DE DIOS

QUERIDOS HERMANOS Y HERMANAS:

El III domingo del tiempo ordinario, en este año el 21 de enero de 2024, es el Domingo de la Palabra de Dios. Esta Jornada fue instituida por el Papa Francisco hace cinco años: «Establezco que el III domingo del tiempo ordinario esté dedicado a la celebración, reflexión y divulgación de la Palabra de Dios» (Aperuit illis, n. 3). La iniciativa tiene como objetivo dedicar un domingo al año a la mayor valoración de la Palabra de Dios.

El movimiento bíblico ha recorrido todo el siglo XX, y el concilio Vaticano II dedicó especial atención a la Palabra de Dios, desde el punto de vista de la revelación de Dios (Dei Verbum) y desde el punto de vista litúrgico como diálogo de Dios con el hombre de hoy y respuesta del hombre a Dios que se comunica (Sacrosanctum Concilium sobre la sagrada liturgia).

Una de las características más importantes de la reforma litúrgica de este concilio ha sido precisamente el enriquecimiento superlativo de Palabra de Dios en las celebraciones, sobre todo en la Misa. Recuerdo en mi niñez que todavía no teníamos acceso libre a la Biblia. Pesaba en nuestros ambientes católicos la prohibición de libre acceso a la Palabra de Dios, por temor a la libre interpretación de los protestantes. Cuando llegué a la juventud, en pleno concilio Vaticano II, se nos entregó la Palabra de Dios, contenida en la Biblia, con libre acceso y recomendación de su lectura abundante. Eso ha dado mucho fruto.

Esta Jornada de la Palabra de Dios quiere impulsar esa renovación del concilio, que ha dado excelentes resultados. La publicación del Evangelio de cada día permite leer y meditar cada día la Palabra de Dios correspondiente. Se multiplican los grupos de lectura orante y lectura creyente de la Palabra de Dios. En muchos ambientes católicos la Palabra de Dios ocupa un puesto central. La Palabra de Dios se ha revalorizado enormemente.

Que el lector lea bien en las celebraciones para que todos oigan y entiendan, preparemos la Eucaristía no sólo en sus aspectos externos, sino también haciendo oración con la Palabra de Dios que va a ser proclamada en la celebración. Tengamos la buena costumbre de leer, meditar y explicar la Palabra de Dios. Cuando en la celebración litúrgica se proclama la Palabra, es Dios mismo quien habla con su pueblo, y nosotros le respondemos con actitud de fe y con los salmos responsoriales.

Precisamente este domingo estamos inmersos en el Octavario de oración por la unidad de los cristianos. Y entre otros elementos esenciales de la vida cristiana, la Palabra de Dios es un elemento que tenemos en común. Precisamente los protestantes, todas las comunidades de la Reforma, nos aventajan a los católicos en el cuidado, en el estudio, en la meditación de la Palabra de Dios. Tenemos mucho que aprender de ellos, al tiempo que nosotros podemos mostrarles que esa Palabra se prolonga en la Eucaristía en una presencia viva, real y substancial.

El lema de este año “Amarás al Señor tu Dios y a tu prójimo como a ti mismo” nos recuerda los dos mandamientos principales de toda la moral cristiana, que tiene su punto central en el amor. Nos ayude estos días para la oración pensar en el deseo del corazón de Cristo: “Que todos sean uno… para que el mundo crea”. Las divisiones son fruto del pecado, la unión será fruto de la gracia, del perdón mutuo y de la acogida de unos a otros.

En un mundo como el nuestro, dividido por las discordias, los enfrentamientos, las guerras, oremos y trabajemos por la unidad de los cristianos, aportando nuestro granito de arena en la convivencia eclesial. Que nos queme el corazón esta división, y hagamos que nuestra oración coincida con los sentimientos de Cristo.

Recibid mi afecto y mi bendición:

+ Demetrio Fernández, obispo de Córdoba

CENTENARIO DE LA MUERTE
DE SANTA RAFAELA MARÍA

Amar y más amar

Santa Rafaela María

Las Esclavas del Sagrado Corazón de Jesús están inmersas en la celebración del centenario de la muerte de su fundadora, Rafaela Porras y Ayllón, nacida en Pedro Abad, Córdoba, el 1 de marzo de 1850. El 6 de enero de 2025 se cumplirán 100 años de su muerte en Roma y la comunidad de las Esclavas quiere celebrar durante todo el año esta importante efeméride con actividades extraordinarias que den a conocer la vida de la Santa

Seguir leyendo
LIBRERÍA DIOCESANA

Los Holycards llegan a la Librería Diocesana

La primera edición del proyecto HolyCards de Córdoba ya está en la Librería Diocesana. Se trata del mayor coleccionable de Semana Santa y hermandades de Córdoba jamás publicado y que ve la luz tras meses de trabajo junto a las hermandades de penitencia y glorias de la ciudad y en colaboración con la Agrupación de las Hermandades y Cofradías.

HolyCards Córdoba 2024 es un coleccionable a modo de archivador que posee 54 páginas compuesto por 486 cartas o estampas. Un importante trabajo fotográfico que firman los profesionales que forman parte de la Asociación de Fotógrafos Cofrades de Córdoba (Fococor).

Se trata del mayor coleccionable de cromos de la Semana Santa de Córdoba ya disponible en la Librería Diocesana.

El libro está disponible en la Librería Diocesana. Puede realizar su pedido a través del correo electrónico libreria@diocesisdecordoba.es o a través de WhatsApp 655 156 557.

AL TRASLUZ

ANTONIO GIL. Sacerdote

El patrón de los periodistas

El domingo 21 de enero, el obispo de la diócesis, monseñor Demetrio Fernández, presidirá la Eucaristía, dedicada a los profesionales de los Medios de Comunicación Social, con motivo de la fiesta de su patrón, san Francisco de Sales, que litúrgicamente se celebra el 24 de enero. Desde su ordenación como obispo de Ginebra, san Francisco de Sales completó una intensa actividad literaria que ya habia comenzado con su misión evangelizadora en Chablais, donde redactó folletos que se distribuían entra la población a modo de “pasquines diarios”. San Francisco de Sales fue progresivamente bienaventurado, canonizado y proclamado Doctor de la Iglesia por distintos papas. El 26 de enero de 1923, Pio XI lo designó “santo patrón” de los periodistas y los escritores en una encíclica titulada “Rerum Omnium”.

Con motivo del patrón de los periodistas, la delegada diocesana de Medios de Comunicación Social, Nati Gavira, nos ha dejado tres pinceladas sobre “el periodismo, los periodistas y la información religiosa”.

Periodismo: “El oficio de informar es un servicio fundamental para entender a una sociedad libre y crítica, cuya libertad se encuentra con graves amenazas”.

Periodistas: “La información es la materia prima de los periodistas y la búsqueda de la verdad en las verdaderas fuentes, su gran reto”.

Información religiosa: “Su verdadero sentido es un servicio al pueblo de Dios, para fomentar su comunión entre los fieles y con el Obispo”.

MAESTROS DEL CORAZÓN

MARÍA VICTORIA BAEZA

PROFESOR DE RELIGIÓN EN PALMA DEL RÍO Y FUENTE PALMERA

«Somos ejemplo vivo para nuestros alumnos»

María Victoria Baeza es profesora de Religión en infantil en Vicente Nacarino de Palma del Río, la escuela infantil Purísima Concepción de Fuente Palmera, el Pablo Baena de Córdoba y la escuela infantil Santa Ana

En los centros Andaluces hay un alto porcentaje de matriculaciones en la asignatura de Religión Católica. Supera de media el 70%. ¿Qué factores cree que influyen en la alta aceptación de la asignatura por parte de las familias y de los jóvenes?

El alto porcentaje de matrículas en Andalucía creo que podría deberse a varios factores de los cuales, uno muy importante es nuestra tradición y nuestros antepasados en la fe y en la religión, ya que desde pequeños tenemos vivencias muy arraigadas que nos transmiten nuestros abuelos. Esto es buscado por nuestros padres para continuar con ese legado para vivir en la fe y hacernos personas buenas y limpias de corazón.

Otro de los factores, desde mi punto de vista y mi experiencia en ella, son las comunidades en las que vivimos, las catequesis, los grupos parroquiales de jóvenes, esto hace que el alumnado joven tenga inquietud y ganas de vivir la vida en cristo y desarrollar todas las actividades fuera de la escuela y dentro por supuesto aún más. Y, por último, también importa mucho quien tengamos como docentes de religión y como vivan ellos su vida con Dios. Ya que somos ejemplo vivo hacia nuestros alumnos, porque a veces se crean vínculos muy importantes los cuales nunca más se romperán. Como se suele decir en otros ámbitos: “el arbolito desde chiquitito”

Con nuestro ejemplo, formación y corazón continuamos luchando para que ese 70% incluso se incremente año tras año y nuestro alumnado sea formado como “personas de corazón limpio y vivo de la grandeza de Dios”

¿Considera que la materia de Religión y su profesorado tienen el mismo tratamiento que se merecen equiparable a las demás materias?

En relación al trato con los demás compañeros, puedes encontrarte de todo (como en la viña del Señor), dependiendo del lugar, pero por lo general, suele ser bien aceptada. Yo estoy encantada, porque gracias a Dios por ahora siempre he tenido mucha suerte en este aspecto y tengo muy buenos compañeros, considerados en muchos casos amigos, sobre todo en el colegio donde estuve el año pasado.

En referencia a la materia en sí, creo que no tenemos el mismo trato y no es muy considerada por parte de los partidos políticos; sólo tenemos que mirar las leyes educativas donde bajan y suben horas, quitan la calificación y juegan con la asignatura como si de un juguete se tratara.

¿Qué niño/joven de hoy es el que acude a las clases de religión?

Por lo general, los alumnos inscritos a clase de religión, vienen de familias creyentes y que viven siguiendo el ejemplo de Dios en sus vidas, por eso, tienen puesta toda la confianza en Él. Hay muchos valores que nos enseñó Jesús y que nosotros los docentes tenemos la misión de enseñarles, dándole a conocer la buena nueva que nuestro padre nos dejó. Por eso las familias confían en nuestra asignatura porque quieren que sus hijos sean semejantes a Jesús y puedan conocer sus enseñanzas y vivirlas con el corazón pleno, como ellos lo hacen.

¿Qué aporta el estudio de esta materia al perfil académico del alumno?

La aportación de la asignatura de religión hacia el alumnado, es la de formarlos desde el corazón, la bondad, el amor, la misericordia, el respeto, en resumen, de poner a Dios en sus vidas y que sea el centro de todo su ser. Conociendo y teniendo cercana la biblia y sus pasajes para así poder seguir el camino de la felicidad y de la vida eterna, para asistir al banquete que nos tiene preparado el Señor en el reino de los cielos.

La asignatura de religión aporta una visión íntegra del ser humano y del mundo en general que nos rodea. Dándole sentido y respuestas a muchas de las preguntas que se plantean en su día a día. En infantil y primaria que es donde yo doy clase, es menos trascendental y menos radical, ya que el alumnado no tiene esa ansia de respuesta hacia algunas preguntas que se puedan plantear los de secundaria. Pero para nuestro alumnado es muy importante enseñarle el valor del amor, el amor hacia Dios. Es nuestra misión que se nos ha encomendado y yo por mi parte estoy agradecida día tras día de poder llevar esa buena nueva a “mis niños”