Skip to main content
NÚMERO 840 • 25 DE JUNIO DE 2023

CASAS DE ESPIRITUALIDAD,
ENCUENTROS Y CONVIVENCIAS

Rincones para la
interiorización,
la desconexión y el silencio

ABIERTO EL PLAZO DE MATRICULACIÓN DEL INSTITUTO DE CIENCIAS RELIGIOSAS

APUNTES

Reunión de los miércoles

El Seminario Mayor “San Pelagio” acogió la pasada semana la última reunión de los miércoles de los presbíteros en la que estuvo presente el Obispo.

Cursillo prematrimonial en Santa Teresa

La pasada semana un grupo de parejas concluyeron su Cursillo prematrimonial en la parroquia de Santa Teresa, en Córdoba.

CONFIRMACIONES EN DOS TORRES

CONFIRMACIONES EN ESPEJO

CONFIRMACIONES EN GUADALCÁZAR

AGENDA

SÁBADO, 24 DE JUNIO • Ordenación diaconal de un seminarista procedente de Venezuela, por el obispo de Córdoba, en la capilla del Seminario Mayor “San Pelagio”, a las 19:00 horas. • Vigilia de Espigas en Belmez, a partir de las 22:30 horas.

DOMINGO, 25 DE JUNIO • El Obispo continúa su Visita pastoral en la parroquia de Ntra. Sra. de Linares, a las 20:00 horas.

LUNES, 26 DE JUNIO • Comienzan las Colonias Vocacionales en el Seminario Menor “San Pelagio” hasta el día 2 de julio. • Misa en honor a San Pelagio, presidida por el nuevo obispo de Alcalá de Henares, monseñor Antonio Prieto, en la capilla del Seminario Mayor “San Pelagio”, a las 11:00 horas. • El Obispo preside la misa en honor a San Josemaría Escrivá de Balaguer, en la Santa Iglesia Catedral, a las 20:00 horas.

VOZ DEL PASTOR

San Juan Bautista, San Pelagio, Santos Pedro y Pablo

QUERIDOS HERMANOS Y HERMANAS:

Llegamos a final del curso académico y pastoral, y todavía nos salen al encuentro las fiestas de estos santos importantes en nuestro calendario: san Juan Bautista, san Pelagio y los santos Pedro y Pablo. A lo largo del año va trenzándose el ciclo cristológico, a lo largo el cual celebramos el misterio de Cristo en su totalidad, desde su venida hasta Pentecostés, y el ciclo santoral, en el que se prolonga la acción redentora de Cristo en los santos, que son como nuestros hermanos mayores, que nos preceden en la fe y nos dan el testimonio de su vida para que contemos con su intercesión. Entre todos ellos sobresale María Santísima, la Madre de Dios, nuestra madre.

San Juan Bautista, “el mayor de los nacidos de mujer”, como le llama su pariente Jesús. El precursor, el que va delante del Mesías preparando sus caminos, el que lo presenta en el escenario del Jordán, entre pecadores, señalando a Jesús como el cordero de Dios que quita el pecado del mundo. Y el que finalmente lo precede en la muerte violenta, que hizo entender a Jesús cuál era su propio destino. Entre los santos, san Juan Bautista ocupa una primera fila, es el único del que se celebra su nacimiento y su  martirio. En el arte, el triángulo divino (deesis) está formada por Jesucristo, María y san Juan Bautista. El 24 de junio todos los años la fiesta de san Juan marca el comienzo del verano.

San Pelagio (+ 925) es el santo Niño venido de Galicia y martirizado en la corte del Califa en Córdoba. Fue como un campanazo en toda la cristiandad, un testimoniazo impresionante para todos los cristianos de la Ibérica, el pistoletazo de salida de la Reconquista.

Es el mártir de la castidad, virtud que no ha estado nunca de moda, y menos en nuestros días. San Pelagio tiene un mensaje hoy para los niños, los jóvenes y los adultos. La sexualidad no es para el placer sino para expresar el amor verdadero. La sexualidad es un don de Dios, pero desintegrada es una bomba que explota en mano del que abusa de ella. Por este camino de la sexualidad mal empleada vienen los abusos, las extorsiones, las explotaciones, las adicciones más escondidas y más destructivas. Cuánta violencia doméstica por este camino, cuántos matrimonios rotos. San Pelagio es una profecía para nuestro tiempo: la sexualidad es buena, la castidad la hace preciosa, vale la pena trabajar por el autodominio, por el respeto al otro, por eliminar tantas desigualdades que proceden de la prevalencia injusta en este campo.

Una época como la nuestra que se precia de haber superado tabúes y represiones en el campo de la sexualidad es una época en la que más que nunca se emplea la sexualidad no para el amor, sino para la destrucción propia y ajena. Venga San Pelagio en nuestra ayuda, en ayuda de los niños y los jóvenes, para que abran sus ojos a  lo bello y hermoso del don de Dios, no manipulado sino vivido según su santa ley.

Santos Pedro y Pablo, príncipes de los apóstoles, los dos martirizados en Roma, donde sus sepulcros son lugar de peregrinación del mundo entero. “Tú eres Pedro y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia”.

Con estas palabras Jesús entregó su Iglesia a Pedro como cabeza, y a sus sucesores los Papas, como principio y fundamento de la unidad de la Iglesia, como suprema autoridad concedida por Cristo en el seno de su Iglesia. Pedro crucificado en la colina Vaticano, Pablo decapitado en Tre Fontane. Por caminos diversos han predicado a Jesucristo y han congregado a la Iglesia.

En torno a esta fiesta se celebra el Día del Papa, bajo cuya autoridad vivimos los católicos del mundo entero y aspiramos a vivir la unidad de todos los cristianos. Oremos por el Papa Francisco, para que el Señor lo conserve y lo proteja y le dé fortaleza para cumplir la alta misión que Dios le ha confiado.

A todos, mis mejores deseo de un feliz descanso durante el verano. Dios os bendiga a todos.

Recibid mi afecto y mi bendición:

+ Demetrio Fernández, obispo de Córdoba

CASAS DE ESPIRITUALIDAD, ENCUENTROS Y CONVIVENCIAS

Rincones para la interiorización, la desconexión y el silencio

La diócesis de Córdoba dispone de distintas hospederías monásticas abiertas a todo el que llega buscando un rincón de interiorización y de silencio para reafirmar su compromiso vital. Se trata de edificios históricos, pertenecientes a diferentes órdenes religiosas, ya sean cistercienses, carmelitas, clarisas o dominicos, entre otras, pero todas con un denominador común, ofrecer sencillez, hospitalidad y espiritualidad.

Seguir leyendo
LIBRERÍA DIOCESANA

Fabiola

Cardenal Wiseman
Bibliotheca Homo Legens

Roma, inicios del siglo IV d.C. Fabiola, una joven patricia insatisfecha, posee todo lo que, en apariencia, da la felicidad: belleza, fortuna e inteligencia. Las conversaciones con su esclava Syra y su prima Inés, y el ejemplo modélico del soldado Sebastián, permiten a Fabiola descubrir la respuesta que busca. Muy a su pesar, esta parece estar en esa doctrina que, sin conocerla, detesta; la misma que el emperador persigue, y que se llama Cristianismo. “Cualquiera que lea Fabiola con la sensibilidad despierta apreciará ahí un amor, un deleite curioso y sorprendente en la descripción de la campiña italiana, de las ruinas romanas, de un país sureño, luminoso, exaltado y bello. Han sido muchos los años en que Fabiola ha estado arrinconada en la trasera de las bibliotecas, olvidada en el cajón de los libros viejos y los viejos devocionarios, como el pecio que queda de otra época con otra educación sentimental. Lejos de los postulados del arte por el arte y de la exclusión de toda trascendencia, la Fabiola del Cardenal Wiseman aún nos habla de la literatura y la moral, que no es sino otra manera de conjugar la literatura con la vida, sin que aquí o allá se encuentre todavía para el arte otro propósito más alto”.

El libro está disponible en la Librería Diocesana. Puede realizar su pedido a través del correo electrónico libreria@diocesisdecordoba.es o a través de WhatsApp 655 156 557.

AL TRASLUZ

ANTONIO GIL. Sacerdote

Decálogo del nuevo obispo de Alcalá

Tras la solemne ceremonia de la ordenación episcopal de monseñor Antonio Prieto, en la Catedral Magistral de Alcalá de Henares, quisiera recordar sus palabras de Acción de gracias, seleccionando en forma de «decálogo» sus mensajes principales.

“Primero, me presento ante vosotros pobre y débil, tal como soy, pero con un profundo agradecimiento al Señor, que se sirve de “lo débil del mundo” para realizar sus obras.

Segundo, ante las muestras de vuestro caluroso recibimiento, sé que no es a mí a quien esperáis, sino al mismo Señor, a Jesucristo.

Tercero, ojalá nunca sea un estorbo para vuestro encuentro con Cristo, sino que podáis descubrirlo a través de mis acciones, palabras y decisiones.

Cuarto, me siento orgulloso de venir a vivir a la ciudad de Cervantes,  en la que la fe se ha hecho cultura y la cultura se ha convertido en un camino privilegiado de acceso a la fe.

Quinto, trabajemos juntos para seguir haciendo de nuestra diócesis una Iglesia alegre y misionera.

Sexto, salgamos al encuentro de nuestros hermanos, especialmente de los más pobres y de los que más lo necesitan, para llevarles la alegría del Evangelio.

Séptimo, emprendamos la tarea evangelizadora con un fuerte sentido de comunión. Caminemos juntos, como nos pide el Papa, aportando cada uno nuestros dones y carismas.

Octavo, sigamos cuidando la pastoral vocacional, en nuestros Seminarios, que son el corazón de nuestra Iglesia particular.

Noveno, cuidemos con esmero nuestra vida interior y nuestra vida cristiana en todas sus dimensiones.

Décimo, rezad por mí para que pueda ser el buen pastor que la Iglesia de Alcalá necesita”.