Skip to main content
NÚMERO 830 • 16 DE ABRIL DE 2023

Amar: un camino para recorrer juntos

ESCUELA DE EDUCACIÓN AFECTIVO-SEXUAL

«ROMPIENDO OLAS» • XII JORNADAS «CATÓLICOS Y VIDA PÚBLICA»

APUNTES

Gymkana Fernandina

La Delegación diocesana de Enseñanza organizó por tercer año la Gymkana Fernandina en la que participaron casi una decena de centros y más de 300 alumnos que fueron recibidos por el Obispo en el Palacio Episcopal.

Vía Crucis por las calles de Priego

Tras dos años de pandemia, casi 300 niños de catequesis de las tres parroquias de Priego, junto a los niños de los colegios de las Angustias y San José, se unieron para celebrar el final del trimestre y de la Cuaresma protagonizando un exitoso Vía Crucis por las calles de la localidad.

XL Convivencia Diocesana de Pastoral de la Salud

Los fieles que lo deseen podrán visitar a la Virgen de la Cabeza en Andújar (Jaén), el próximo 22 de abril, participando en la XL Convivencia Diocesana de Pastoral de la Salud. Los interesados deberán realizar su inscripción antes de la próxima semana.

AGENDA

SÁBADO, 15 DE ABRIL • El Obispo inaugura el Jubileo de la Hermandad de San Antonio de Padua en Cardeña, a las 11:30 horas. • Por la tarde, bendice los nuevos salones parroquiales de la parroquia de Alcaracejos, a las 18:30 horas.

DOMINGO, 16 DE ABRIL • El Obispo administrará los Sacramentos de Iniciación Cristiana a un grupo de adultos, a las doce de la mañana, durante la misa en la Santa Iglesia Catedral. • Por la tarde, visitará la parroquia de Santa Luisa de Marillac y presidirá la profesión de fe de un grupo de niños, a las 18:00 horas.

LUNES, 17 DE ABRIL • El Obispo asiste a la Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal Española.

MIÉRCOLES, 19 DE ABRIL • Formación permanente del Secretariado de Pastoral de la Salud, en la parroquia de La Esperanza, a las 17:30 horas.

VOZ DEL PASTOR

La nueva vida del Resucitado recibida en el bautismo

QUERIDOS HERMANOS Y HERMANAS:

El tiempo de Pascua es un tiempo privilegiado, que coincide con la primavera estacional. Todo invita a vivir la alegría de la nueva vida que nace y renace. No sólo la vida natural que brota pujante en la naturaleza, sino sobre todo la vida sobrenatural que brota más pujante todavía del corazón del Resucitado en la vida de la Iglesia. Porque de ahí brota el Espíritu Santo, amor del Padre y del Hijo, derramado en nuestros corazones, que nos renueva plenamente y nos va configurando con Cristo. El acontecimiento de la Resurrección es una explosión de vida de contenido inagotable, hasta transformar el corazón de cada persona, hasta hacer nuevas todas las cosas.

No fue algo subjetivo en la conciencia de los apóstoles, sino un acontecimiento histórico, cuyas huellas eran constatables. La resurrección no es un cambio de estado de ánimo en los apóstoles, la resurrección es un cambio de vida en el mismo Jesús, que de muerto pasa a estar vivo con una vida nueva y pletórica, distinta de la anterior. Y al encontrarse con él, les cambia la vida a los apóstoles. Sucedió entonces y continua sucediendo hoy en todo el que se encuentra con Jesús.

El tiempo de Pascua va desde el domingo de Resurrección hasta el domingo de Pentecostés. Esos cincuenta días forman una unidad, en la que Cristo resucitado convive más intensamente con su Iglesia, sube a los cielos por su ascensión y nos envía el Espíritu Santo. El tiempo de Pascua es como un anticipo del cielo, donde viviremos de manera plena y definitiva esa nueva vida que brota del Resucitado.

La Pascua es tiempo de sacramentos, de todos los sacramentos, pero particularmente de los sacramentos de la iniciación cristiana: bautismo, confirmación y Eucaristía. Es tiempo en que los niños reciben el bautismo, que sus padres han solicitado. Es tiempo en que los adolescentes y personas adultas reciben la confirmación. Es tiempo de las primeras comuniones. También es tiempo de bodas y de ordenaciones de nuevos ministros del Señor.

Este domingo, como ya es habitual, el obispo administra en la S. I. Catedral de Córdoba los sacramentos de la iniciación cristiana a nueve adultos, que han venido preparándose durante un tiempo en sus respectivas parroquias. Serán bautizados, confirmados y recibirán por vez primera a Jesús en la Eucaristía. Todo un acontecimiento en la vida personal de cada uno de ellos y en la vida eclesial a la que pertenecen.

Para ellos es punto de llegada de todo un proceso de búsqueda y encuentro con Jesucristo resucitado viviente en la comunidad eclesial. Y al mismo tiempo es punto de partida de una vida nueva, que tiene que vivirse en el contexto de una comunidad cristiana. De ahí la importancia de comunidades vivas referentes, cada vez más necesarias, tanto para los que entran en la Iglesia ahora, como para los que descubren el valor de su propio bautismo, que un día recibieron en la infancia.

Este domingo octava de Pascua es también el domingo de la Divina Misericordia. El corazón de Cristo traspasado por nuestros pecados en la Cruz, una vez resucitado, se ha convertido en un manantial de vida que se expande repartiendo misericordia a todos los pecadores. Acudamos a esta fuente de vida nueva para lavar nuestros corazones y alcanzar misericordia, para recibir un corazón nuevo.

Recibid mi afecto y mi bendición:

+ Demetrio Fernández, obispo de Córdoba

ESCUELA DE EDUCACIÓN
AFECTIVO-SEXUAL

Amar:

un camino para recorrer juntos

La urgencia de formar a los jóvenes en el campo de la afectividad y la sexualidad centró las conclusiones del Consejo de Pastoral de la Diócesis de Córdoba y la respuesta ya está en marcha: una escuela de educación afectivo-sexual se prepara para servir este cometido en la Iglesia Diocesana.

Esta escuela está basada en la certeza de que educar a los hijos es quererlos, y en esta misión, la formación se hace precisa como principales educadores ante una realidad dominada por información en la que el menor se encuentra desorientado y saturado de estímulos.

Seguir leyendo
LIBRERÍA DIOCESANA

Cristo ha Resucitado

LA RESURRECCIÓN EN EL FINAL DE LA PASIÓN DE MARCOS

Luis Ángel Montes Peral
Ediciones San Pablo

La historia de Jesús culmina en los acontecimientos de la Pascua pero, ¿quién fue y quién es Jesús? ¿Quiénes son sus discípulos? Para encontrar respuestas debemos seguir su camino redentor en la muerte, la sepultura, el descubrimiento de la tumba vacía, el anuncio de la Resurrección y las apariciones del Resucitado en el relato evangélico de san Marcos. «Cristo ha resucitado» es un acercamiento literario, teológico, histórico y espiritual a la escena del descubrimiento de la tumba vacía y el anuncio de la Resurrección para volver al centro del evangelio. La vuelta a lo esencial supone comprender lo que significa ser creyente, participando en un auténtico acontecimiento de fe en la historia y en la sociedad como testigos del Resucitado que han experimentado su Pascua.

El libro está disponible en la Librería Diocesana. Puede realizar su pedido a través del correo electrónico libreria@diocesisdecordoba.es o a través de WhatsApp 655 156 557.

AL TRASLUZ

ANTONIO GIL. Sacerdote

Los “tres de la Pascua”

La liturgia de la Iglesia nos sumerge de lleno en el “tiempo pascual”. Y los relatos evangélicos, en las “Apariciones de Jesús”. Primero están los “tres de la Pascua”. Y después, los “dos de Emaús”. Junto a ellos, nosotros, todos nosotros, “celebrando, sintiendo y viviendo la presencia de Cristo resucitado”. Y este Domingo, nuestro especial recuerdo para san Juan Pablo II que, en el Jubileo del año 2000, nos regaló el “Domingo de la Divina Misericordia”.  Fue un buen acierto, sin duda, inspirado por el Espíritu Santo. “A la luz de la Pascua, nos dice el papa Francisco, la misericordia se percibe como una verdadera forma de conocimiento: Abre la puerta de la mente para comprender mejor el misterio de Dios y de nuestra existencia personal”.

Y en cuanto a los “tres de la Pascua”, una breve pincelada: María Magdalena, y su gesto hermoso de ir sola al sepulcro; el Discípulo amado, que llega primero, y queda a la puerta esperando; Pedro, más lento, llega después y entra inmediatamente. Se admira pero no cree, necesita “tocar” y se marcha. El Discípulo amado no necesita más, lleva a Jesús dentro.

Y los “dos de Emaús” abren sus vidas a la “explicación de las Escrituras”. Y abren su casa a aquel “desconocido”: “Quédate con nosotros, se hace tarde y anochece». Y enseguida le «reconocieron».

DE SANTIAGO A LA JMJ - SANTIAGO LISBOA -> LISBOA

ROSA MARÍA E INMACULADA AGREDANO ESPINAL | MIRADA LISBOA 2023

Rosa María e Inmaculada Agredano Espinal que pertenecen a la Iglesia de la Santa Cruz de Los Pánchez y esperan su participación en la JMJ Lisboa 2023con “ganas e ilusión”, un presagio que las conecta con su última experiencia como peregrinas a Santiago de Compostela, “una experiencia inolvidable en el camino de nuestra fe

“Hemos conocido a jóvenes sin miedo porque han encontrado a Dios vivo”

¿Cómo valoras la experiencia del Camino de Santiago durante la PEJ 2022?

El camino de Santiago ha supuesto una experiencia inolvidable en el camino de nuestra fe y de nuestra vida.  La meta de aquel camino estaba muy clara: Santiago. El camino de nuestras vidas, cuya meta es el Cielo, se asemeja a este camino: estaba bien marcado y guiado, aunque en algunos puntos era difícil localizar las señales, pero con la ayuda de otros veíamos más claro la forma de llegar. A veces era muy duro pero estaba trazado y preparado para cada uno de nosotros. Fue maravilloso poder acudir cada día a la Eucaristía, para encontrarnos con el mismo Dios hecho carne que nos sanaba y nos daba las fuerzas para continuar el siguiente día. También notamos la fuerza que nos daba nuestra madre, María. Ella hizo posible que Santiago no se diera por vencido y lo mantuvo en el camino correcto. A ella le pedimos que nos conceda siempre esta gracia, ya que, a pesar de que somos débiles, no nos suelta nunca.

¿Qué compañeros de camino has encontrado?

Como decimos, podemos comparar el camino de Santiago con el camino de la vida: nosotras, como hermanas, estamos muy unidas y así se mostró en el camino, ya que caminamos juntas en casi todo momento. Nos apoyábamos una a la otra cuando no podíamos más. También damos gracias por cada peregrino que nos empujó cuando no podíamos subir una cuesta, por cada uno con el que rezamos el Rosario, con el que reímos o conversamos y con el que nos ayudó a crecer en nuestra fe. ¡Agradecemos al Señor porque algunos de ellos nos siguen acompañando en nuestro caminar!

¿Has conocido el Espíritu joven de la Iglesia en este camino?

Hemos conocido a jóvenes comprometidos con la Iglesia. Jóvenes sin miedo porque han encontrado a un Dios vivo y cercano. Con nuestras dudas, pero confiando en que Él nos guía siempre y es nuestro Padre que nos ama. Jóvenes que dan luz al mundo y que construyen el presente de la Iglesia.

¿Cómo te preparas para la próxima JMJ de Lisboa en 2023?

Para la JMJ nos preparamos con muchas ganas e ilusión. Dejando que sea Dios quien trace nuestro camino y dejándonos sorprender por cada regalo que nos hace.