Skip to main content

“El camino de la cruz es el único que lleva a la felicidad”

La Hermandad del Calvario termina los actos del 300 aniversario de la imagen con una misa en Catedral

La Hermandad de Nuestro Padre Jesús del Calvario culminó la celebración del 300 aniversario de la hechura y bendición de la imagen con una eucaristía en el templo principal de la Diócesis presidida por el obispo de Córdoba, monseñor Demetrio Fernández.

En la homilía el prelado recordó que el Cristo del Calvario nos recuerda cuando Jesús, ya condenado a muerte, toma sobre sus hombros la cruz y sube hasta el calvario, donde fue crucificado, y de esa manera con su sacrificio redentor “nos alcanzó el perdón de los pecados y nos abrió de par en par las puertas del cielo”. Vayamos con Él, sigámosle a donde Él va, animó el Obispo, “eso es seguirle en una Cofradía”. Jesús nunca va solo, siempre va con su madre, son como los dos puntos centrales de la fe cristiana. María “nunca es estorbo, siempre es ayuda, Ella es la que mejor nos enseña a seguir a Jesús”, es bendita entre todas las mujeres y “nos enseña continuamente en la pertenencia a una cofradía a vivir la vida cristiana”, continuó monseñor Demetrio Fernández.

Hace 300 años vuestros antepasados vinieron al Obispado para que el obispo bendijera esta imagen, recordó el pastor de la Diócesis, y hoy habéis querido recordar aquella efeméride que dio lugar a todo lo que después habéis ido viviendo generación tras generación. Monseñor Demetrio Fernández terminó su alocución felicitando a los miembros de la Cofradía “por los actos y la celebración del 300 aniversario de la imagen de Jesús del Calvario”, seguid creciendo en esta devoción a Jesucristo, que no os de miedo seguirle por el camino de la cruz, que es el único camino que lleva a la felicidad, apuntó.