Skip to main content

Comienza el Mes de la Familia en la Diócesis

Le bendición de las embarazadas, el encuentro de personas viudas y la misa con los abuelos han centrado este fin de semana

La Delegación de Familia y Vida ha puesto en marcha este fin de semana las celebraciones del Mes de la Familia. Comenzarán el viernes 2, festividad de la Candelaria, con la bendición a las embarazadas, en la parroquia Ntra. Sra. de la Esperanza. El domingo 4, tuvo lugar el Encuentro diocesano de personas viudas en el Palacio Episcopal, en el que trataron las necesidades de este ámbito específico de la pastoral familiar.

Asimismo, monseñor Demetrio Fernández presidió la misa en la Santa Iglesia Catedral con los abuelos cristianos y las personas mayores para orar por las familias y poner en valor la importancia del papel que hoy desempeñan en las familias cristianas. El prelado recordó que todo lo que hagamos “tiene que ser para anunciar el Evangelio, no trabajamos para ganar vienes de este mundo, lo hacemos gratis porque lo que hemos recibido gratis tenemos que darlo gratis”. El gran tesoro del cristiano es Jesucristo y eso tiene que verse porque ese es el anuncio del Evangelio. Cualquiera de las vocaciones que cada uno vive en la Iglesia es para evangelizar, como la de los abuelos a los que el Obispo dio las gracias porque “han anunciado gratis la fe a sus nietos”.

El pastor de la Diócesis reconoció que durante su Visita Pastoral cuando pregunta a los niños quién les ha enseñado a rezar, en muchos casos han sido los abuelos. Hoy los niños pasan mucho tiempo con sus abuelos y “si tienen unos buenos abuelos, recibirán de ellos la fe”. En la Iglesia los abuelos han tenido desde los comienzos “un papel muy importante” por lo que en esta transmisión gratuita de la fe “los abuelos tenéis un papel que yo quiero agradecer, así como estimularos en esa tarea” termino monseñor Demetrio Fernández.