Skip to main content

El Obispo pide a los palmeños estar siempre con su Madre

Mons. Demetrio Fernández presidió la tradicional misa de romeros en honor a Ntra. Sra. de Belén coronada de Palma del Río

Ni las inclemencias del tiempo impidieron que en la jornada del domingo, 3 de septiembre, la patrona de Palma del Río, la Virgen de Belén, estuviera rodeada de cientos de devotos para celebrar la misa de romeros que un año más se llevó a cabo en su Santuario y que estuvo presidida por el obispo de Córdoba, monseñor Demetrio Fernández.

Cada año, a principios de septiembre, se celebran las fiestas patronales de Palma del Río con la solemne misa, “un canto de amor hacia nuestra patrona”, como se puso de manifiesto en la monición de entrada al comenzar la celebración en la que el pastor de la Diócesis ensalzó además la gran devoción que los palmeños profesan a su patrona y habló del gran cariño que le tiene, ya que fue la primera imagen que visitó en el acto de su coronación. Asimismo, pidió que Palma del Río esté siempre con su Madre.

Los fieles se congregaron antes de la misa, a horas tempranas, en la Ermita de Belén para rezar el Rosario de la Aurora y por la tarde, la imagen de la Virgen fue trasladada a la parroquia de la Asunción, acompañada por más de un centenar de caballistas, carriolas y multitud de devotos, procedentes diversos rincones como Gibraleón, Fuente Palmera, Hornachuelos o Peñaflor, entre otros.

En la solemnidad de Ntra. Sra. de Belén, el 8 de septiembre, tendrá lugar la procesión de alabanza por las calles de Palma del Río, a partir de las 20:00 horas. En esta ocasión la patrona y alcaldesa perpetua de la localidad irá vestida de Reina. Después, el 1 de octubre, procesionará hasta la parroquia de San Francisco de Asís, donde habrá una Novena del 9 al 17 de octubre antes de regresar a su Santuario.