Skip to main content

El comedor social de Lucena pide colaboración ciudadana para atender a los usuarios

Sus voluntarios preparan cada día menús para atender a estos usuarios durante toda la semana

La parroquia de la Sagrada Familia de Lucena se encarga desde el año 2012, del comedor social de Lucena, una iniciativa interparroquial donde actualmente se atiende diariamente, de lunes a viernes, a unas treinta personas que necesitan un plato de comida.

Se trata de ciudadanos de Lucena, población inmigrante y personas temporeras que tienen problemas para llegar a final de mes o sufren cualquier tipo de dificultad para poder elaborar sus propias comidas en casa.

Esta semana, el párroco, Fernando Martín López, como responsable de este servicio, ha pedido colaboración ciudadana para poder atender a los usuarios ya que los voluntarios que atienden a las personas se ven desbordados ante la gran demanda que hay.

El comedor social cuenta con una cocinera fija y un grupo de voluntarios que se turnan cada día para atender a la hora del almuerzo a estos usuarios, que también reciben una bolsa con comida para la cena y el fin de semana, cuando las instalaciones permanecen cerradas.

Fernando Martín ha hecho un llamamiento a la ciudadanía para colaborar con esta iniciativa solidaria para hacer frente a una situación que afecta tanto a personas que viven solas como a familias enteras. Del mismo modo, ha agradecido a las entidades, empresas y personas particulares que hacen posible el funcionamiento de este servicio a través de donaciones económicas, comida o servicio de transporte.