Skip to main content

Editado el catálogo de la exposición “Ventanas al cielo”

Las imágenes de la muestra fotográfica nos acercan a la vida contemplativa en los monasterios de la Diócesis

Con motivo de la Jornada Pro Orantibus una de las actividades que se ha organizado este año ha sido la exposición fotográfica “Ventanas al cielo. Dentro de la clausura”.

Las imágenes, tomadas por fotógrafos de la Asociación de fotógrafos cofrades de Córdoba, Fococor, hacen un recorrido por el interior de algunos monasterios de vida contemplativa de la diócesis de Córdoba. La exposición ha estado abierta un par de meses y se ha repartido entre el Patio de los Naranjos de la Santa Iglesia Catedral, el patio del Convento de las Capuchinas y el Convento de Santa Cruz.

Gracias a la colaboración de los patrocinadores, una vez terminada la exposición, se ha editado un catálogo con las fotografías de la exposición. Monseñor Demetrio Fernández, en la carta que ha escrito para el catálogo, ha destacado que la vida conventual “ofrece un singular testimonio de amor de la Iglesia por su Señor”.

Los hermanos y hermanas de vida contemplativa “son verdaderos centinelas de la oración” ha incidido el Obispo. La diócesis de Córdoba está bendecida con veintitrés monasterios de vida contemplativa, tres masculinos y el resto femeninos, para los que monseñor Demetrio Fernández ha pedido nuestra oración, a pesar de no ser “capaces de devolverles todo el bien que nos hacen”.

El Delegado diocesano para la vida consagrada, Joaquín Pérez, considera que las actividades puestas en marcha con motivo de la Jornada Pro Orantibus han sido una buena oportunidad para “acercarnos a los hermanos y hermanas contemplativos de nuestra Diócesis”, a la vez que un reconocimiento a la “entrega silenciosa por amor a Jesucristo y su Iglesia” de estos hermanos nuestros.

Los fotógrafos que han participado en la exposición han tenido la oportunidad de ser testigos de “la alegría que irradian” los hermanos y hermanas de los monasterios, que es una “prueba palpable de la felicidad verdadera con la que viven su vocación”. Cristóbal Río ha sido uno de ellos y asegura que se ha enfrentado a “un reto muy importante en mi fe y en mi vida particular”. Participar en este proyecto le ha dado la oportunidad de visitar siete conventos en los que ha visto “alegría y al Señor”. Cristóbal destaca “no haber visto soledad ni tristeza, que es lo que muchas personas piensan que hay en los conventos de clausura”. Para el fotógrafo es “tan grande y tan íntimo” lo que ha sentido que es difícil explicar con palabras.

Asimismo, Valentín Moyano, presidente de Fococor, ha agradecido la confianza depositada en la asociación de fotógrafos para llevar a cabo este proyecto. Son conscientes del “privilegio que ha supuesto acceder a espacios reservados exclusivamente para la clausura”. El objetivo de la asociación ha sido “reflejar desde nuestro prisma creativo la vida interior de los conventos” a través de la fotografía para contribuir “a superar los prejuicios negativos que subsisten en parte de la sociedad en torno a la vida consagrada”.

Los doscientos ejemplares del catálogo editados se han repartido por los monasterios participantes y aquellas personas que quieran pueden recoger una copia.

Las imágenes, tomadas por fotógrafos de la Asociación de fotógrafos cofrades de Córdoba, Fococor, hacen un recorrido por el interior de algunos monasterios de vida contemplativa de la diócesis de Córdoba