Skip to main content

El Obispo bendice la capilla del nuevo yermo camaldulense

La comunidad dedica a la Inmaculada Concepción de María esta primera fundación de la camáldula de Monte Corona en nuestra Diócesis

La primera comunidad camaldulense de la diócesis de Córdoba comienza su andadura en el Yermo situado entre Villaralto e Hinojosa del Duque, construido a partir de una edificación existente.

Para iniciar la oración diaria en el silencio y soledad de la pequeña comunidad, el obispo de Córdoba, monseñor Demetrio Fernández, ha bendecido la capilla celebrando la eucaristía y reservado por primera vez el Santísimo en la vivienda de los monjes camalduenses.

La capilla está dedicada a la Inmaculada Concepción de María, presente en un hermoso cuadro que fue bendecido por el Obispo; del mismo modo, el Yermo recibe el nombre de esta advocación de la Virgen en memoria del 500 aniversario de la fundación de los yermos camaldulenses de Monte Corona.

El Obispo agradeció ante los dos monjes que componen esta comunidad su asentamiento en Córdoba y la labor realizada por quienes han construido la capilla y han favorecido con el mobiliario el estilo de vida contemplativa de los religiosos, dedicados a la oración y el silencio en soledad.

Esta nueva comunidad es la segunda contemplativa masculina de Andalucía, junto a la de Santa María de Escalonia de Hornachuelos de los monjes trapenses, también en nuestra Diócesis. La existente en Herrera (Burgos) eleva a solo dos las comunidades existentes en España.