Skip to main content

Toma posesión el nuevo Vicario de la Sierra

David Arellano tomó posesión de su cargo en un acto presidido por monseñor Demetrio Fernández

David Arellano Agredano, nombrado recientemente Vicario Episcopal de la Sierra, tomó posesión de su cargo en un acto presidido por el obispo de Córdoba, la mañana del martes 27 de junio.

David se encontraba en Roma terminando la Licenciatura en Sagrada Liturgia cuando recibió la llamada de monseñor Demetrio Fernández para comunicarle su nuevo encargo pastoral: párroco de Ntra. Sra. de la Anunciación y de San Juan Bautista de Belmez, de Ntra. Sra. de los Reyes de El Hoyo y Vicario Episcopal de la Sierra. Para David fue “una sorpresa” recibir este segundo encargo pastoral y reconoció que confía en el Señor porque “me veo pequeño” y pidió ayuda a sus hermanos Vicarios, “he venido a aprender”. El Obispo agradeció a Arellano haber aceptado el cargo y le pidió que no tenga miedo. Su juventud “nos rejuvenece” y “te animo en esta tarea” de servir a los fieles de la sierra.

El nuevo Vicario de la Sierra realizó la profesión de fe y el juramento de fidelidad ante el obispo de Córdoba, monseñor Demetrio Fernández, el Vicecanciller del Obispado, José Manuel Alcaide, y el resto de los Vicarios de las Vicarías de la Diócesis.

Asimismo, José Luis Vidal Soler, Ecónomo diocesano renovó por cuarta vez su cargo en la Curia para los próximos cinco años.

El Obispo mostró mucho respeto por el cargo que ostenta y lo calificó “de mucha importancia y responsabilidad”, a la vez que se mostró contento con el trabajo que viene desempeñando Vidal. “Competente, prudente, leal y fiel” son algunos de los adjetivos que monseñor Demetrio Fernández utilizó para describir el perfil profesional de José Luis Vidal. El prelado reiteró su agradecimiento en esta “tarea tan delicada que cumples muy bien” y gracias a la cual la Diócesis tiene uno de los mejores portales de transparencia a nivel nacional y se convierte así en un referente económico para las diócesis españolas.