Skip to main content

San Pelagio: solemnidad y fiesta en el seminario

La celebración de la eucaristía en rito Hispano –Mozárabe ha engrandecido la solemnidad de San Pelagio, patrón del Seminario Conciliar de Córdoba, presidida por el obispo de Alcalá de Henares, a los dieciséis días de su ordenación episcopal.

Monseñor Antonio Prieto Lucena ha regresado al seminario del que fue rector para  glosar la figura de su titular y hacer partícipes al obispo de Córdoba,  sacerdotes, seminaristas y fieles de Córdoba de la medida de la entrega de San Pelagio, que con su martirio demostró la “fortaleza heroica” hasta proclamar ante su violenta muerte “soy cristiano, lo he sido y lo seré”, ha descrito en su homilía el obispo de Alcalá.

La liturgia Hispano-Mozárabe es un “diálogo con Dios”, ha explicado el obispo monseñor Antonio Prieto, que nos sumerge “en el hoy del misterio” a través de plegarias y estribillos en repetición donde abunda la palabra “amén, palabra que conserva y encierra el misterio de nuestra fe en Dios, que quiere llenarnos con su gracia”.

El obispo de Alcalá ha animado a todos a “desterrar la rutina de lo ya sabido” y recurrir al examen de conciencia para renovar el compromiso de conversión y santidad del mismo modo que lo hizo San Pelagio “con letras de sangre”.

El agradecimiento del Obispo de Córdoba en el día del Patrón

Al término de la eucaristía, Monseñor Demetrio Fernández, agradeció la presencia del obispo de Alcalá y subrayó esta ocasión “solemne y festiva” para compartir la celebración de San Pelagio que “tantos buenos sentimientos despierta entre el presbiterio cordobés que recuerdan el día de su ordenación en esta fecha o en otras muy cercanas”. Es el caso de don Gaspar Bustos, director espiritual del Seminario, que un día 26 de junio de hace 68 años fue consagrado sacerdote.

A esta alegría se ha unido también la entrega del reconocimiento pontificio al anterior Deán-Presidente del Cabildo Catedral, don Manuel Pérez Moya, distinguido como capellán de su santidad por el Papa Francisco. El obispo de Córdoba ha hecho entrega del documento de la  Santa Sede, como reconocimiento de la Iglesia universal del servicio a la Diócesis desarrollado por don Manuel Pérez Moya, actual párroco del Sagrario de la Catedral.