Skip to main content

Entrevista a Ángel López

Ángel López: rompiendo barreras con la fe

Ángel López se describe como “un auténtico disfrutón”. Su sonrisa permanente lo delata y anticipa cualquier definición de carácter, porque ha nacido para vivir intensamente. Es graduado en Historia del Arte y la fuerza de su testimonio ha superado con creces el reto con el que quiso visibilizar su historia, el de hacerse con un premio de la Fundación “Romper Barreras” con el que demostraría cómo se apoya en la tecnología para desarrollarse. Sigue adelante con sus proyectos, apoyándose en su familia y los muchos amigos que ha encontrado en Hakuna nos ofrece la plenitud de su vida

¿Cuál fue el primer signo del amor de Dios en tu vida?

Mi primer signo de que Dios me amaba fue al recibirlo en la Primera Comunión, en ese momento pude comprobar lo grandísimo que es Dios. Otro signo del amor de Dios en mi vida fue cuando me operaron de la columna, porque tuve un pico de fiebre muy, muy alto, además tenía el pulmón encharcado y no sabían si punzármelo o no. Ahí noté la fuerza de Dios para salir de esa situación.

¿Con quién compartes tu fe a diario?

Con mi familia, con mi parroquia, con los grupos de WhatsApp de Hakuna en los que estoy muy muy integrado, con los amigos que acuden cada viernes a las Horas Santas de Santa Cecilia, con los amigos que van a los círculos de Alcorce y a los retiros de Don Juan Luis Selma, que predica de maravilla.

¿Qué te aporta rezar el rosario cada día, hacer oración en algunas de las aplicaciones disponibles?

El rosario para mí es orar sabiendo que la Virgen está a mi lado y con Ella lo puedo todo, pues sé que me va a conceder aquello que anhelo. En cuanto a la oración personal me ayuda mucho hacer oración con la app “10 minutos con Jesús” y me enseña cómo hay que hablar y tratar a Jesús y a la Virgen. También me ha enseñado a entender el significado de la misa; en definitiva, son pequeñas meditaciones que me ayudan a vivir los diferentes aspectos de la fe. También oigo y leo el evangelio con la app “Voces en On” de Hakuna; es el Evangelio del día acompañado de una pequeña reflexión hecha por jóvenes para jóvenes. Me enseña a vivir las enseñanzas de Jesús metiéndome en el evangelio, como si estuviera en su tiempo.

¿Recomendarías la confesión por ordenador?

No, y me explico. La confesión así es muy fría e impersonal, yo no tengo más remedio que hacerlo así, utilizo mi ordenador para confesarme teniendo a mi lado al sacerdote que lee lo que escribo y después lo borro todo. Yo lo que recomendaría para todo el mundo es tener a un buen sacerdote para confesar y hablar cara a cara con él.

En tu testimonio nos dices: "Dios me ha enseñado a amar mi cruz en forma de discapacidad". ¿Qué cruces ves tú en los jóvenes de hoy?

Veo muchísimas cruces; la adicción a las nuevas tecnologías (redes sociales, el móvil, el Tic-Toc, el Instagram), la pornografía, el consumismo desbordante, la falta de conocimiento de Dios y  de la figura de Jesús y de la Virgen, etc. Todo ello son limitaciones para el alma que ponen en peligro la relación con Dios

¿Cómo crees que lo afrontan?

El problema es que no saben cómo afrontar estas cruces, entonces se dejan llevar por malas influencias y no saben diferenciar lo bueno de lo malo; todo se relativiza y prima el egoísmo personal. Para eso hay que tener una formación cristiana y saber remar con todas las fuerzas teniendo buenos referentes como pudieran ser los “santos jóvenes” Carlo Acutis o Pedro Ballester, o como San Josemaría Escrivá por citar algunos ejemplos de santidad. Gracias a Dios también hay muchos casos de jóvenes que se convierten y el Señor les toca el alma.

La presencia de la Virgen en los momentos de dolores intensos y operaciones han sido decisivos para llevar adelante la situación, ¿cómo describirías esta presencia?

Vaya pregunta más difícil de responder de una manera sencilla y clara. Intentaré ser lo más sencillo y claro que pueda. Cuando tuve ese pico de fiebre tan alto, del que he hablado antes, noté como si me cayera una especie de rocío que, con el paso del tiempo, estoy hablando de años, me he dado cuenta de que era la Virgen quien me quitó esa fiebre tan alta, simple y llanamente porque me quiere muchísimo y yo a Ella también. Noto su presencia a diario.

¿Qué supone para ti pertenecer a Hakuna?

Antes de responder a la pregunta, quisiera dar las gracias a mi hermano Carlos porque fue él quien me puso sobre la pista acerca de la existencia de Hakuna; por ello le estoy agradecido, aunque también le estoy muy agradecido por su cariño y todo lo que me ha aportado, que es mucho. Hakuna para mí es vivir disfrutando de todo lo bueno de la vida (soy un auténtico disfrutón), compartiéndolo con los demás y adorando con sencillez al Señor. Para quienes no conozcan Hakuna les explico, a grandes rasgos, qué es este movimiento: es principalmente de adoración a la Hostia Sagrada, donde la música tiene un papel muy importante, ya que ayuda a hacer oración y a adorar con fervor al Santísimo. Todo ello vivido en un ambiente muy acogedor que invita a estar un ratito con el Señor. Asimismo, Hakuna tiene una especial devoción a una Virgen jovencísima, que es la Madre del Abrazo, se muestra encinta y arrodillada con los brazos alrededor de su vientre. Me ha aportado un montón de experiencias muy bonitas y sobre todo muchísimas amistades: Rocío, “la madre y el alma de Hakuna Córdoba”, Cristina, que la quiero como si de una hermana se tratase, Fernando, con el que me parto de risa, y ¡hasta soy amigo de un futbolista del Córdoba que se llama Cristian Carracedo!, al que aprecio una barbaridad.