Skip to main content

El Obispo entrega los diplomas del Curso de Protección de Menores

Cuarenta y cuatro personas han recibido la acreditación de la Oficina Diocesana de Protección del Menor que emite título propio por primera vez

El obispo de Córdoba, monseñor Demetrio Fernández, entregó 26 diplomas del Curso de Protección de Menores de los 38 alcanzados durante el curso 2022/2023.

Un total de 44 personas han seguido esta formación de octubre de 2022 a marzo de 2023, entre alumnos presenciales y telemáticos. Esta formación responde a la alta sensibilidad de la Diócesis por convertir la Iglesia en un entorno seguro para menores y personas vulnerables y erradicar la posibilidad de abuso. El curso es, en palabras del Obispo, una decisión de «erradicar el mal con sobreabundancia de bien» que tendrá efecto multiplicador en la Diócesis.

En el curso 2022-2023, desde la Oficina Diocesana de la Protección del Menor, se puso en marcha el proyecto de organizar un curso propio sobre la Protección del Menor, con la finalidad de llegar a más agentes de pastoral, y de ampliar la conciencia eclesial sobre la protección de los menores en el entorno de la Iglesia.

Programa y duración del curso

Este curso de la Diócesis de Córdoba tiene tres módulos: Teológico, Jurídico y Psicológico. Se compone de 17 temas impartidos en 30 horas, con periodicidad semanal de hora y media de duración. Se aborda el tema de la Protección del Menor con una mirada integradora. Además de incorporar en el Curso todas las modificaciones que se han ido introduciendo en el Derecho Canónico y en el ordenamiento jurídico español, se estudia con detalle el protocolo y código de buenas prácticas establecido en nuestra Diócesis. Nuestro principal interés es ir generando en nuestros espacios eclesiales un ambiente sano y seguro en las relaciones que se establezcan, que ayude al crecimiento y maduración integral de todos los que sean acogidos en el seno de la Iglesia Católica.

Según explicó la delegada diocesana de Educación, Ana María Roldán, el grado de satisfacción por parte del alumnado y del profesorado implicado es elevado y la evaluación del curso muy positiva, una información que ha llegado a la organización a través de «un formulario pasado a los alumnos».