Skip to main content

Comienza el curso académico en la región de Picota

Los sacerdotes diocesana, Antonio Reyes y Nicolás Rivero, acompañan a los niños y niñas en su formación

La misión diocesana de Picota, en Perú, acaba de iniciar el curso escolar. Lugares como la Casa Hogar Virgen de Araceli de Shamboyacu se vuelve a llenar de la alegría de sus chicas que retoman los estudios de la mano de las religiosas Obreras del Sagrado Corazón de Jesús y acompañadas por los sacerdotes cordobeses Antonio Reyes y Nicolás Rivero, quienes han pedido a través de las redes sociales por esta casa, “para que sea lugar de encuentro con Jesús y para favorecer a la mujer en Perú”, al tiempo que han felicitado a las Madres Obreras por su encomiable labor.

El inicio del curso escolar en Perú acaba de comenzar y los sacerdotes se han volcado tanto con los alumnos como con el profesorado. Asimismo, han pedido la oración por los alumnos y docentes, “para que bendecidos por Dios, puedan contribuir con la educación al desarrollo de las personas y de los pueblos”.