Skip to main content

La Paz y la Delegación de Juventud rezaron por el fin de la guerra

La hermandad de la Paz y Esperanza y la Delegación Diocesana de Juventud comenzaron el mes de septiembre orando por el fin de las guerras en el mundo, especialmente por el fin de la violencia en Ucrania. La cita tuvo lugar en la Iglesia Conventual de Santo Ángel (Capuchinos) de Córdoba.

La celebración de la eucaristía, oficiada por el delegado de juventud, Jesús Linares,  precedió a la adoración al Santísimo Sacramento ante la Virgen de la Paz, situada en un altar en el presbiterio, toda vestida de blanco. A la celebración se unieron miembros de la comunidad ucraniana residentes en Córdoba.

Gregorio del Rey, diputado de culto de la hermandad, adelantó que esta celebración se enmarca en los actos previos a la coronación pontificia de la sagrada imagen que tendrá lugar el 15 de octubre a las 17:00h en la Catedral de Córdoba. Con esta invitación a la oración han querido “recordar a los que padecen y sufren la guerra en el mundo, especialmente la de Ucrania”, además; este acto de Adoración ha sido un recuerdo también para los misioneros que están en zona de guerras, como el caso del sacerdote cordobés Pedro Zafra.

Este sacerdote cordobés permanece en Kiev, donde desarrolla su labor pastoral al servicio de tantas personas que padecen la destrucción de la guerra, muchas se ven obligadas en muchos casos a refugiarse en la parroquia de nuestra Señora de la Asunción de la capital Ucraniana donde encuentran refugio y atención espiritual.