Skip to main content

“San Pelagio es una joya para el presbiterio de Córdoba”

El Obispo presidió la misa en rito hispano-mozárabe con motivo de la solemnidad de San Pelagio

Monseñor Demetrio Fernández presidió la misa en rito hispano-mozárabe con motivo de la solemnidad de San Pelagio, patrón del Seminario Conciliar. “Es una fecha referente en el año litúrgico, especialmente de los sacerdotes de la diócesis de Córdoba”, recordó el prelado a los rectores, formadores, presbíteros y seminaristas que estuvieron presentes en la celebración.

En su homilía, el Obispo explicó que San Pelagio fue martirizado en Córdoba durante el califato de Abderramán III con tan sólo catorce años, precisamente donde hoy en día está ubicado el Seminario Diocesano. Pelagio era sobrino del obispo de Tui, que fue tomado prisionero y llevado a Córdoba, capital del Califato. Al padre de Pelagio y hermano del obispo se le ocurrió ir a Córdoba para tratar con el Califa para rescatar al obispo, llegando a Córdoba Pelagio le dijo a su padre que él se ofrecía como rehén a cambio de la libertad de su tío. El tiempo que Pelagio estuvo encarcelado “se dedicó a la oración, al encuentro con Jesucristo que le fortalecía interiormente”.

“El presbiterio de Córdoba tiene esta joya como oculta. San Pelagio es un Santo que no es nacido aquí pero que aquí mostró su máximo testimonio de amor”, continuó mostrando su alegría a los presbíteros de que cada año se den cita en este día para compartir el gozo de ser sacerdotes.