Skip to main content

“El Corpus nos pone delante de los ojos la grandeza de este sacramento”

By 23 de junio de 2022793

Monseñor Demetrio Fernández celebró la misa de la solemnidad del Corpus Christi en la Santa Iglesia Catedral

La solemnidad del Corpus Christi se celebró en Córdoba con una eucaristía en la Santa Iglesia Catedral, presidida por el obispo de Córdoba, monseñor Demetrio Fernández, y la procesión del Santísimo por las calles del casco histórico de la ciudad el pasado domingo, 19 de junio.

La Custodia de Arfe salió al Patio de los Naranjos, pero finalmente no pudo procesionar portando al Santísimo porque “sufrió una avería mecánica relacionada con las baterías que lo impulsan, quedando bloqueado en el interior del Patio de los Naranjos. No fue posible subsanar el fallo y tuvo que continuar la procesión con el Santísimo portado por el obispo de la Diócesis, monseñor Demetrio Fernández”, informó el Cabildo Catedral.

El Obispo comenzó la celebración recordando que la fiesta del Corpus Christi, del Cuerpo y la Sangre del Señor, se celebra en cada eucaristía pero que una vez al año, como prolongación de Jueves Santo, la celebramos solemnemente llevando a Jesús por las calles bendiciendo a toda nuestra ciudad.

En su homilía el prelado resaltó que la fiesta del Corpus nos pone “delante de los ojos la grandeza de este sacramento, en que Cristo es nuestra comida”. La eucaristía ha suscitado “las mejores expresiones de fe, de caridad, literarias, de devoción popular” añadió.

Coincide al Corpus con la celebración del día de Cáritas, el día de la caridad fraterna, recordó el Obispo. Participar en la eucaristía “nos lleva al amor de unos y otros, nos envía a buscar a los pobres y necesitados en todas sus expresiones porque Dios tiene especial predilección por ellos”. El amor fraterno de unos y otros es el que nos lleva a “despojarnos de lo nuestro y ponerlo a los pies de los Apóstoles para que se reparta entre los más necesitados de la comunidad” apuntó. Una comunidad en la que no circule la caridad no sería una comunidad cristiana, no sería la comunidad que Jesucristo ha instituido. La caridad es esencial dentro de la vida cristiana en torno a la eucaristía, ha destacado el Pastor de la Diócesis.

Al regreso del cortejo procesional a la Santa Iglesia Catedral monseñor Demetrio Fernández impartió la bendición a los fieles y concluyó una celebración única y especial del Corpus Christi. El Obispo resaltó que “las circunstancias técnicas que han impedido que la Custodia de Arfe pueda servir de trono para el Rey del Universo, se han suplido centrándonos en lo fundamental, Jesucristo no nos ha faltado, hemos ido acompañándole y nos ha ido bendiciendo”.