Skip to main content

«Nuestro carisma es contemplación, oración y servicio a los pobres»

By 21 de abril de 2022784, Entrevista

María del Carmen Pérez

Hermana hospitalaria de Jesús Nazareno

La Congregación Hospitalaria Franciscana de Jesús Nazareno está celebrando el 350 aniversario de su fundación, que se celebrará el 11 de febrero de 2023. Inmersas en este gran acontecimiento, las religiosas celebrarán una eucaristía de acción de gracias este sábado, 23 de abril, a las 20:00 horas, en la Santa Iglesia Catedral, presidida por el obispo de Córdoba.

La hermana hospitalaria de Jesús Nazareno Mª del Carmen Pérez invita a los fieles a vivir con ellas los actos previstos para conmemorar esta efeméride e insta a todos a conocer la vida y obra del Beato Cristóbal de Santa Catalina, reflejada en su labor.

¿Qué supone para vosotras la celebración de este aniversario?

Una alegría y un gran agradecimiento a Dios por esta historia tan bonita, además de una sorpresa porque es un acontecimiento muy grande que se ha hecho realidad a través de hechos muy pequeñitos.

350 años de historia de cariño, de ternura, de vida pequeña, de cuidado a personas sencillas hecho por personas sencillas.

Es Jesús Nazareno quien a través del Padre Cristóbal puso a esta casa como un hospitalito de seis camas y se puso a funcionar hasta llegar a nuestros días como hoy está funcionando, siempre al servicio de los pobres. Se trata de dar gracias por esto, de compartir con todo el mundo la alegría y mantener el deseo vivo de que esta obra se mantenga otros 350 años más.

¿Cómo está siendo la celebración del 350 aniversario?

Nosotras queremos, principalmente, compartir nuestro carisma lo máximo posible con todo el mundo, por ello estamos realizando actos sencillos para que la gente pueda conocer la obra de esta casa, que en realidad es una obra que parte de la promesa de Jesús Nazareno. Cuando el Padre Cristobal comienza en este hospitalito que le cedió la cofradia de Jesús Nazareno de entonces, no tenía ningún bien ni nada, partió de una promesa que le realizó Jesús Nazareno al Padre Cristóbal: “Mi Providencia y tu Fe mantendrán esta obra en pie”. Fiel fue Jesús Nazareno en su promesa, pues su Providencia mantuvo en pie esta casa y la fe del Padre Cristóbal, la entrega, la diligencia de él, la entrega de los hermanos y hermanas, su cariño, su gestión y la colaboración de muchas personas que lo apoyaron, ha mantenido en pie la obra hasta hoy.

En la actualidad hay mucha gente que colabora con nosotras y es bueno que todo el mundo sepa que Dios está presente en muchas personas y en obras como esta que sirven para dar apoyo a quien lo necesita. Lo que queremos es decir a todo el mundo que Dios está presente en la historia del mundo y de las personas.

Entre los actos previstos, haremos ciclo de conferencias, visitas guiadas a la exposición del Padre Cristóbal, jornada de puertas abiertas de las casas de la congregación de Jesús Nazareno, un Triduo para conmemorar el día del Padre Cristóbal en julio y tenemos prevista la procesión del Padre Cristóbal, la presentación de un libro sobre su figura, así como una misa en la Catedral con motivo del aniversario de la beatificación del Padre Cristóbal presidida por el Obispo, un retiro en El Bañuelo o una peregrinación de las reliquias del Padre Cristóbal por las parroquias que lo soliciten. De esta forma, queremos seguir ofreciendo la posibilidad de que sea conocida la historia de la obra hospitalaria franciscana de Jesús Nazareno durante este año y hasta el 11 de febrero de 2023.

Se irán haciendo algunas publicaciones de la historia de la congregación y la obra de servicio a los más necesitados, una obra que aquí en Córdoba está presente en la residencia de mayores, pero por todo el mundo tenemos más centros de atención a personas con necesidad del tipo que sean.

¿Cómo tenéis organizada la procesión?

En principio, por la zona del barrio porque aunque hay mucha gente que tiene mucho deseo de que el Padre Cristóbal procesione por las calles, sobre todo por su barrio, todos sabemos que una procesión requiere un dinero y los bienes económicos pensamos que hay que emplearlos en las necesidades de las personas, por lo que no queremos hacer una gran procesión, sino que el Padre Cristóbal visite de manera sencilla a sus vecinos. Queremos que pueda ser venerado por las personas de su barrio, pero no cosas suntuosas, porque ni a él le gustaría, lo suficiente para que sea conocido un poco más y disfrutemos los suyos.

¿Cuál es el carisma de vosotras y quién conforma la congregación?

Las constituciones de su origen son de hermanos y hermanas que viven en el hospital de Córdoba ofreciendo servicio a los pobres y caridad. Cuando se habla de “hospital” no es lo que nosotros entendemos como “hospital”, sino “hospitalidad, acogida, casa abierta, el que acoge a quien necesita”. En nuestras casas hay gente que entró con 8 ó 9 años y aquí siguen. Ahora para entrar tienen que tener más de 65 años, pero antes entraban como niñas si no tenían familia o dónde ir.

En el momento actual tenemos casas residencias, pero también de acogida a personas con necesidad, sea del tipo que sea, no solo económicas, sino sanitarias, de soledad, de desamparo, de sin sentido, desvalimiento, desesperanza, de mil y un problema, falta de fe, etc. Las personas tenemos necesidades de trascendencia, sentido y muchas cosas.

En Córdoba estamos veinte religiosas, pero en la congregación un centenar. Nuestro carisma es contemplación, oración y servicio a los pobres, ese es el carisma hospitalario.

¿Se sienten queridas las hermanas de Jesús Nazareno en Córdoba?

Sí, nos sentimos muy queridas. Córdoba quiere a Jesús Nazareno y nuestra casa madre siempre ha dicho que ha nacido en Córdoba.