Skip to main content
NÚMERO 871 • 25 DE FEBRERO DE 2024

«COMO EN CASA»

PROYECTO ASISTENCIAL DE LA HERMANDAD DEL VÍA CRUCIS

La recuperación que viene de la

caridad cofrade

LA CATEDRAL ACOGE A 23 PERSONAS EN EL RITO DE ADMISIÓN AL CATECUMENADO

APUNTES

II Jornada de puertas abiertas

El Seminario diocesano misionero Redemptoris Mater “San Juan de Ávila” celebró la II Jornada de puertas abiertas, que tuvo lugar el pasado lunes, 19 de febrero.

Confirmaciones en Virgen del Camino

Un grupo de jóvenes de la parroquia Virgen del Camino ha recibido el Sacramento de la Confirmación de manos del Canciller Secretario General del Obispado de Córdoba, Joaquín Alberto Nieva.

Revista 'Pasión en Córdoba'

El Centro de Recepción de Visitantes acogió el jueves, 15 de febrero, la presentación de la revista ‘Pasión en Córdoba’ de ABC, donde se recoge una entrevista al obispo de Córdoba, monseñor Demetrio Fernández.

AGENDA

SÁBADO, 24 DE FEBRERO • El Obispo participa en el Congreso “La Iglesia en la educación. Presencia y comprimiso” de la CEE, a partir de las 10:00 horas. • Apertura del Año Jubilar de la Cofradía del Stmo. Cristo de la Sangre de Lucena, en la parroquia de Santo Domingo de Guzmán, a las 19:30 horas.

DOMINGO, 25 DE FEBRERO • Misa dominical en la Santa Iglesia Catedral, presidida por el Obispo, a las 12:00 horas.

JUEVES, 29 DE FEBRERO • Formación permanente para sacerdotes, en el Palacio Episcopal, a las 10:30 horas.

VOZ DEL PASTOR

“Mi Hijo amado, escuchadlo”

QUERIDOS HERMANOS Y HERMANAS:

El segundo domingo de cuaresma nos presenta el misterio de la transfiguración del Señor en el monte Tabor. Subió Jesús con el círculo más íntimo de sus discípulos, Pedro, Santiago y Juan, a un monte alto y se transfiguró delante de ellos. Como si su divinidad traspasara su carne humana y sus vestidos, y apareciera resplandeciente en su rostro y en su ropa. Una belleza iluminante y fascinante, que le lleva a Pedro a exclamar: qué bien se está aquí. Deslumbrados y asustados, como cuando Dios entra de lleno en el corazón humano.

De la nube se oye una voz: “Este es mi Hijo, el amado; escuchadlo”. Y pasada esta revelación, aparece Jesús solo, que les ordena no contarlo a nadie hasta que Jesús resucite de entre los muertos.

El camino de la cuaresma, el camino de la vida cristiana consiste en un encuentro personal con Jesús como Dios, como el Hijo de Dios, como el Hijo amado del Padre, como el Amado de nuestra alma. Ese encuentro produce un gozo inefable, un gozo que no se compra ni se vende en ningún lugar, un gozo que llena el corazón de paz, un gozo que proporciona un alto grado de felicidad, como no lo produce ningún ser creado. A esta meta nos llama Jesús en el camino de nuestra vida cristiana.

Cuando san Juan de la Cruz describe la subida al monte Carmelo en la noche oscura, después de las primeras explicaciones del desapego de los apetitos, se detiene para hablar de la unión transformante del alma con Dios. No tendría sentido hablar de desapego de los apetitos desordenados, si no es para hablar de la unión que transforma el alma en Dios. El objetivo de la cuaresma no es quitar por quitar, sino purificar el corazón para poder amar sin ataduras, para recibir un amor sin límite, que hace feliz al corazón humano.

Durante la cuaresma, la Iglesia nos insiste en la necesidad de la penitencia, en el cuidado del corazón, en el desprendimiento de los apetitos desordenados, en el ayuno. Pero en este segundo domingo, como un anticipo de la meta, nos habla de la unión transformante, que viene de contemplar el rostro de Cristo transfigurado, anticipo de la resurrección.

La vida cristiana es una vida nueva, que entra en nuestro corazón y en nuestra vida a manera de inundación, como viene la luz del Tabor a los ojos de los discípulos para exclamar: qué bien se está aquí, qué bien se está con Jesús, qué bonita es la vida cristiana, la vida con Jesucristo. Nunca la vida cristiana es una imitación desde fuera, siempre la vida cristiana es la acogida de una nueva vida que nos viene dada por vía de mostración, de atracción fascinante, de plenitud de felicidad en un corazón saciado de amor.

La vida cristiana es la vida de Cristo en nosotros, hecha posible por el don del Espíritu Santo, don del amor del Padre, que nos presenta a su Hijo como el amado, como el inundado de luz y de amor por el Espíritu Santo. El atractivo que Jesús ejerce sobre nosotros no es algo simplemente externo, sino el don de ese mismo Espíritu, que nos atrae interiormente hasta Jesús. “Nadie puede venir a mí, si el Padre no lo atrae” (Jn 6, 44). Y ese atractivo es para hacernos semejantes a Él, transfigurados en Él, divinizados con Él.

Entremos en la cuaresma, camino de la Pascua. Vayamos con Jesús por el camino de la cruz hacia la resurrección. Subamos con Él al monte Tabor para contemplarlo, para dejarnos fascinar por su belleza y su hermosura, para escuchar la voz del Padre sobre su Hijo amado, para ser transfigurados en Él y experimentar que también nosotros somos hijos amados del Padre.

Santa cuaresma a todos.

Recibid mi afecto y mi bendición:

+ Demetrio Fernández, obispo de Córdoba

La recuperación
que viene de la

caridad cofrade

La labor social de las hermandades cordobesas está llena motivaciones vinculadas a sus devociones particulares. Cada una de ella pone el acento en el acervo de su tradición y, atendiendo a sus estatutos, conectan con las necesidades del hoy. Aquí y ahora.

Seguir leyendo
LIBRERÍA DIOCESANA

Locuras divinas de amor

PASIÓN, MUERTE Y RESURRECCIÓN DE JESÚS

José Brage Tuñón

Ediciones Rialp

La Pasión de Jesús nos habla de su amor por nosotros, un amor infatigable, incondicional, infinito, lleno de locuras. Nadie nos ama como Él.

Es lógico que el cristiano medite a menudo lo sucedido en aquella primera Semana Santa: el lavatorio de los pies, la institución de la Eucaristía, la Pasión y muerte de Jesús, la amorosa esperanza de María durante el Sábado Santo, y la resurrección y apariciones de Jesús a sus discípulos.

José Brage produndiza en este libro en la Pasión, algo que el cristiano medita de manera especial en la Cuaresma y Semana Santa.

El libro está disponible en la Librería Diocesana. Puede realizar su pedido a través del correo electrónico libreria@diocesisdecordoba.es o a través de WhatsApp 655 156 557.

AL TRASLUZ

ANTONIO GIL. Sacerdote

Los 10 destellos de la Cuaresma

El Papa Francisco nos ha ofrecido en su Mensaje para la Cuaresma 2024, sus “10 destellos más hermosos”.

  1. La Cuaresma es el tiempo de gracia para que abandonemos nuestras esclavitudes.
  2. En la Cuaresma, especialmente, Dios susurra palabras de amor a nuestros corazones.
  3. En la Cuaresma, hemos de preguntarnos: “¿Deseo un nuevo mundo? ¿Estoy dispuesto a romper los compromisos con el viejo?”.
  4. La Cuaresma es el “tiempo fuerte” en el que la Palabra de Dios se dirige, de nuevo, a nosotros: “Yo soy el Señor, tu Dios, que te hice salir de Egipto, un lugar de esclavitud”.
  5. La Cuaresma es tiempo de conversión, tiempo de libertad. A diferencia del Faraón, Dios no quiere súbditos, sino hijos. Dios no se cansa de nosotros.
  6. En Cuaresma encontramos nuevos criterios de juicio y una comunidad con la cual emprender un camino que nunca antes habíamos recorrido.
  7. La Cuaresma nos plantea “una lucha”, que el Éxodo y las tentaciones de Jesús narran claramente.
  8. La Cuaresma es “tiempo de actuar” y “actuar es también detenerse”. Detenerse en “oración” y detenerse ante el “hermano herido”.
  9. En la Cuaresma, la oración, el ayuno y la limosna, son un “único movimiento de apertura, de vaciamiento. Fuera los “ídolos” que nos agobian.
  10. La Cuaresma nos ofrece el destello de una “nueva esperanza”: “Busquen y arriesguen”. Es la “valentía de la conversión”.